¿Es bueno correr todos los días?

correr todos los días

Últimamente correr se ha convertido en una de las actividades preferidas para aquellos que desean hacer ejercicio y mantener un cuerpo con salud y en forma. ¿Pero te has preguntado alguna vez qué tan bueno es correr todos los días?

Dado que yo misma me considero una amante de correr, deberé comenzar este artículo con mi propia experiencia.

Llevo 10 años corriendo, desde que empecé he notado que me ayuda mucho no sólo a mantener mi cuerpo en buena forma sino también, a mantenerme concentrada y atenta en las actividades diarias e incluso a ahuyentar ese horrible malestar que es el estrés.

Desde entonces no puedo ver mi vida sin correr, simplemente es algo sin lo que no podría seguir viviendo. Aun así, detecté que me funcionaba muy bien tomarme uno o dos días de descanso a la semana para recuperar energías.

Desde que comenzó el confinamiento derivado de la pandemia, me comencé a sentir frustrada. Todos nos indican que te quedes en casa y no salgas. Todos los parques de mi ciudad, o por lo menos los que estan cerca de mi casa, estaban siendo confinados y no se permitía que la gente usara las instalaciones para correr o ejercitarse.

Todo era nublado y oscuro en mi interior, necesitaba salir a correr. Un día se me ocurrió salir a buscar un lugar donde poder estar alejada de la gente y correr en un lugar más amplio, entonces comencé a buscar otro tipo de terrenos, como parques nacionales y bosques relativamente cerca.

Y así comencé de nuevo a correr. Y antes de darme cuenta, había corrido todos los días durante un mes entero. Resulta que correr a diario no es tan inusual. De hecho, en algunos foros de corredores donde participo escuché muchos casos de gente que corre todos los días sin parar nunca.

Sin embargo, yo si noté cierto dolor en los talones y en las rodillas. De ahí fue que me interesé más por el tema. Me acerqué a un amigo y doctor y fisioterapeuta para preguntarle ¿es bueno correr todos los días?

Él, que también es corredor, me respondió con una analogía bastante interesante.

“El cuerpo funciona como un automóvil, hay que darle momentos de descanso para que el desgaste sea menor y dure por más tiempo. Con el cuerpo humano pasa algo similar, el descanso, como día libre, es un mantenimiento para el cuerpo. Lo mantiene saludable y libre de lesiones para que pueda correr mejor y más tiempo.”

El entrenamiento de los profesionales

En algún momento, cuando todavía me sobraba algo de tiempo, participé en dos maratones. La preparación fue muy intensa. Entre como nunca lo había hecho en mi vida. Pero algo particular de lo que quiero hablar es que cuando hacíamos trabajo de velocidad o carreras largas, parte del entrenamiento era tener días de carreras fáciles, que son también conocidas como “recuperación activa”.

Y en especial había un día a la semana en la que no corría en absoluto, el cual estaba estratégicamente ubicado el día antes de la carrera larga para preparar tanto mi cuerpo como mi mente para los muchos kilómetros por delante.

Lesiones al correr

Sin embargo, en estos tiempos no me estoy preparando para ninguna carrera, asi que mi amigo doctor mencionó que mi rutina diaria de ejercicio era razonablemente aceptable. Y aunque las únicas lesiones a las que era propensa en ese momento eran las rodillas raspadas y los moretones por tropezar con las raíces y las rocas en los senderos boscosos junto al arroyo, me comentó que era necesario escuchar a mi cuerpo.

Escuchar al cuerpo para entender sus necesidades

Continuando con la historia, después de la plática con mi amigo debo de confesar que no seguí su recomendación. Y es que a veces son tan obsesiva con algunas cosas que simplemente no me puedo detener.

Seguí corriendo cada día sin parar. Cuando descubrí la experiencia de correr en las montañas me convertí en adicta inmediatamente.

Existen estudios donde se afirma que correr de 10 a 15 minutos cada día puede alargar la vida de las personas por varios años. Sin embargo, yo estaba haciendo mucho más tiempo que eso. Y la verdad es que todo iba conforme a lo pensado, no me dolía nada, me sentía muy bien todos los días, etc.

Pero un día, comencé a notar cierto fenómeno. Mis tiempos no mejoraban, y ya no podía correr tanto como antes. Primero se lo adjudiqué a ciertos aspectos de mi vida y algunos cambios. Pensé que era una cuestión psicológica.

Entonces seguí investigando más. Pronto me encontré con otra investigación al respecto por parte de una doctora del deporte. Ahí entendí mucho mejor el tema de la importancia del descanso.

correr en la ciudad

Correr es un deporte que tiene un impacto fuerte en el cuerpo

Lo que pude concluir de esa investigación es que, si corres todos los días, no le das tiempo al cuerpo para recuperarse, incluidos los músculos que usas mientras corres.

La doctora señalaba que al igual que el entrenamiento con pesas, el impacto de correr provoca pequeños desgarros en los músculos. Un día libre permite que los músculos se reparen solos y permite que su cuerpo se adapte a su entrenamiento.

Adelantándome un poco a lo que seguro están pensando, hay personas que corren todos los días y no se lesionan. Pero muchos de los que hacen un sobre entrenamiento terminan en el doctor por alguna fascitis plantar, fracturas por sobrecarga, esguinces y distensiones.

No para toda la gente aplica la misma regla

Como decía, hay personas que corren a diario sin lesiones. ¿La explicación?

Pues es en parte genética, en parte cuidar de tu cuerpo y también correr de manera ligera. Si estas corriendo tan sólo 10 minutos cada día, en realidad el impacto del ejercicio no es tan alto. Cuando corres 1 o 2 horas al día, los músculos sufren un estrés más y es cuando se debe de poner especial atención al detalle.

Finalmente, puedes correr todos los días, podrías incluso no sufrir ningún tipo de lesión al respecto. Sin embargo, si deseas tener un mejor rendimiento y llevar una práctica que sea sana, deberías de tener por lo menos un día de descanso cada semana.

Recordemos que, si empezamos a correr por mejorar la salud, sería muy terrible que al final estemos empeorando la situación con cada día que corremos.

No se olviden de comentar su historia o platicarnos algo en los comentarios.